• PantocratorSi dijeran “alguien está enamorado de ti”, sentirías probablemente un primer momento de vanidad y de curiosidad. ¿Quién será? Pero enseguida una reacción de sensatez: No me interesa nada que pueda ir contra mi estabilidad y fidelidad afectiva. Supón que te dicen: “Ese Alguien dará consistencia y sentido a tus amores básicos. Te salvará con su Amor de todos los peligros”.

¿Quién ese enamorado mío? Es Dios. San Josemaría escribió “La Trinidad se ha enamorado del hombre”. El sentido último de nuestra vida es corresponder a ese Amor que Dios nos tiene y fomentar el santo orgullo de sabernos hijos de Dios.

La correspondencia al Amor de Dios a través de los Sacramentos, en nuestro trato habitual con El (=oración) y en la conducta llena nuestra vida de felicidad

J.S.

Anuncios