No basta pasar por las “calles” digitales, es decir simplemente estar conectados: es necesario que la conexión vaya acompañada de un verdadero encuentro. No podemos vivir solos, encerrados en nosotros mismos. Necesitamos amar y ser amados.  Necesitamos ternura (Francisco, Mensaje para la Jornada Mundial de las comunicaciones sociales, 24-I-2014).

Descárgate gratis : Libro electrónico: “Tecnologías digitales y vida cristiana”

Anuncios