“Dios deja una medida grande –supergrande según nuestra impresión– de libertad al mal y a los malos; pero, no obstante, la historia no se le va de las manos” (Joseph Ratzinger, en Jesús de Nazaret, tomo II).

Anuncios