Los primeros cristianos lo tuvieron muy crudo (ver texto de Tertuliano)

tertuliano

Tertuliano refleja el contraste entre el ambiente pagano de su tiempo y la vida heroica de las comunidades cristianas con una legislación hostil por parte del Imperio (siglo III, África romana, Cartago). En su obra Ad Uxorem aconseja vivamente a las jóvenes cristianas que no se casen con un pagano. Fueron tiempos de muchos mártires.

Tert. Ad ux. II,4: “Pero considera el modo en que cumplirá los oficios junto a su marido, ciertamente no puede satisfacer las órdenes del Señor, teniendo al lado a un siervo del diablo, un administrador de su Señor que impedirá las tareas y los oficios de los fieles, cuando hay que hacer una estación, su marido conviene ese día en que hay que ir a los baños, cuando hay que observar un ayuno, el marido ha invitado a los amigos a comer, si hay que ir a una procesión, nunca antes se habían presentado tantas ocupaciones en la familia. En cambio, ¿quién permitirá a su mujer visitar a los hermanos por barrios ajenos y, sin duda, rodear los tugurios más pobres?, ¿quién tolerará que abandone el lecho conyugal para acudir a las convocatorias nocturnas?, ¿quién soportará sin emoción que en las fiestas de Pascua pase toda la noche fuera de casa?, ¿quién le permitirá que vaya, sin sospecha, a la cena del Señor, la cual ha sido difamada?, ¿quién tolerará que se arrastre a la cárcel para besar la cadena de los mártires? Pues, verdaderamente, ¿desea acudir para darle el beso de la paz a alguno de sus hermanos, para echarle agua a los pies de los santos, para darle de comer y de beber, aunque sea de pensamiento? Si llega un hermano peregrino, ¿qué hospedaje recibirá en esta casa pagana? Si alguien quiere dar trigo, la despensa estará cerrada”.

Papa Francisco: la Iglesia crece en el silencio

Padre

La Iglesia crece “en la sencillez, en el silencio, en la alabanza, en el sacrificio eucarístico, en la comunidad fraterna, donde todos se aman y no se despellejan”. Son palabras del Papa Francisco, durante la Misa de esta mañana en que reafirmó que el reino de Dios “no es espectacular” sino que crece en el silencio.

ver en News Va

El valor de los juicios humanos

pilate-asks-israel-jesus-or-barabbas-11

Si en los juicios humanos advierto un odio y una saña desproporcionados por parte de los acusadores y de los verdugos no puedo evitar la tentación de pensar que el acusado tiene razón cuando proclama reiteradamente su inocencia. Me viene a la memoria el juicio de Jesús ante el Sanedrin y ante Pilatos.

La oración en el Catecismo de la Iglesia Católica

CCE 2697 : La oración es la vida del corazón nuevo. Debe animarnos en todo momento. Nosotros, sin embargo, olvidamos al que es nuestra Vida y nuestro Todo. Por eso, los Padres espirituales, en la tradición del Deuteronomio y de los profetas, insisten en la oración como un «recuerdo de Dios», un frecuente despertar la «memoria del corazón»: «Es necesario acordarse de Dios más a menudo que de respirar» (San Gregorio Nacianceno, Oratio 27 [teológica 1], 4). Pero no se puede orar «en todo tiempo» si no se ora, con particular dedicación, en algunos momentos: son los tiempos fuertes de la oración cristiana, en intensidad y en duración.

El camino es la oración

Dos grandes pensadores del siglo pasado, aunque desde distintos puntos de vista, hicieron un pronóstico similar acerca del siglo XXI. El primero, A. Malraux, novelista francés, afirmó de una manera más general: El siglo XXI o será místico o no será. Por su parte el teólogo alemán K. Rahner, ya de una manera más específicamente cristiana, vino a sugerir el mismo pensamiento: El hombre religioso de mañana será un místico, una persona que ha experimentado algo, o no podrá seguir siendo cristiano… El cristiano de mañana será místico o no será cristiano”.

https://www.dominicos.org/estudio/recurso/desafios-actuales-mistica-cristiana/

Si quieres tomarte en serio tu fe

persona-en-penumbra-orando

Hay que pararse una vez al año en algún curso de retiro espiritual. Dios nos dará luces sobre el sentido de nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro. Si solo nos conformamos con eso,  en unas semanas se borra todo lo que hemos visto en esos días. Se necesita un plan de sostenibilidad: al menos una vez por semana es bueno compartir la fe y la oración con otras personas que tengan nuestro mismo espíritu. Pero, a nivel personal, si queremos madurar en nuestro trato con Dios y nuestro crecimiento espiritual es necesario dedicar un tiempo diario a la oración.

 

Los bucles envenenados de la convivencia diaria

bule

En la convivencia conyugal se producen, a veces, auténticos “bucles”. Uno de los dos hace un comentario de poca importancia, el otro lo interpreta mal, surge una pequeña discusión, la pequeña discusión sube de tono, los ocultos muelles comprimidos se expansionan bruscamente, salen los temas tabús del pasado…¡un pequeño desastre! El mejor remedio es darse cuenta de que se está entrando en un bucle y salir cuanto antes de él. Cambiar de tema.